¿Cómo planificar un nuevo ciclo y que sea Extraordinario? 5 Pasos para crearlo.

¿Cuántas veces has dicho?:
• ¡Este año ahorro para mi casa!
• ¡Voy a cambiar de carro!
• ¡Voy a terminar la Universidad!

Y el ciclo que te diste termina y te ves sin la casa, sin el carro o ni siquiera cruzaste frente a la Universidad. Y así se quedan guardados los deseos del viaje familiar, de aprender un nuevo idioma o bajar esas libras que por salud requieres disminuir. Frustrado, decepcionada, vas soltando esas metas y acomodándote al hecho de que no pudiste alcanzarlas.

Pero eso no es lo que quiero para ti. No quiero que estés cómoda o cómodo. Quiero que te sacudas de ese espacio, donde no creces. Quiero que pienses QUÉ es lo que quieres. PARA QUÉ lo deseas. Qué significará para ti alcanzarlo. Y cuáles recursos (materiales y emocionales) necesitas para obtenerlo.

Entonces pondrás manos a la obra para diseñar tu plan de acciones que te vayan encaminando al logro de esos objetivos. Quiero que PLANIFIQUES. No lograrás nada de lo que deseas, dejándolo todo al azar. Al tiempo. A las circunstancias. No te justifiques más. ¡Es tiempo de ir por más!

¿Por qué unos pueden lograrlo y otros no? Los que tienen UN PLAN y accionan, lo consiguen. Los que no identifican lo que quieren… será difícil verlos celebrar.

Te ofrezco estas 5 recomendaciones para apoyarte cuando estés identificando tus objetivos:

1. Escribe tus metas en POSITIVO. El cerebro reacciona a lo que pensamos. Si en vez de decir, “No quiero ser pobre” te orientas en “Voy a generar nuevos y abundantes ingresos para ____________ (objetivo puntual)”. Estás encaminado a una meta positiva y generarás esa energía.

2. Define tus ACCIONES para alcanzarlas. ¿A quiénes necesitas llamar? ¿Qué recursos? ¿Qué cambios vas a implementar?, etc.

3. Ponle FECHA a tus sueños. Para materializarlos ponte períodos y concentrarás tu enfoque y energía en alcanzar tus metas durante ellos.

4. Que tus metas dependan de ti. Si tu objetivo es “Casarme con Ricardo” y Ricardo no está en boda, no será posible materializarlo, ¿verdad? Si tu meta es encontrar pareja, eso no depende de ti, aunque lo que sí puedes controlar es salir a interactuar con nuevas personas, moverte en un grupo de solteros, etc. Cuando definimos nuestros objetivos en base a lo que quieran otros, estamos dejando fuera de nuestro alcance si se cumplen o no.

5. Revisa periódicamente. Evalúa qué te ha funcionado y que no, para que incrementes lo primero y hagas menos de lo Segundo! Supervisar los resultados estimulará o reorientará tus esfuerzos.

Cuando alcances tus metas, recuerda ¡CELEBRAR!

Con ese broche, te retas para nuevas metas. ¡A ponerte en acción inmediata! ¡Hay que aprovechar! ¡Es tiempo de logros y nuevos resultados!

Yo #Voypormas.

¡Voy a ti!

Tania.